Close

“Yo no quería…Ellos me hicieron buga”

“Yo no quería…Ellos me hicieron buga”

#DesdeLaTrinchera

Por: @fercho_teran

Cuando parecía que las dichosas “terapias de conversión” eran cosa del pasado (o al menos eso pensaba un servidor), hoy día han tomado cada vez más fuerza, vuelven a salir a la luz opiniones al respecto, y vaya que con justa razón opinamos y sacamos la casta.

Resulta que una vez más los desafortunados comentarios de un retirado comunicador que en últimas fechas ha estado envuelto en medio de la polémica. Y no es para menos, pues ahora resulta que ser homosexual es “una moda”. Ese estúpido comentario (porque eso es en realidad, una estupidez) viene a mermar lo mucho o poco que se ha trabajado durante años en cuestión de inclusión y diversidad sexual, vaya; insisto ya lo declaró la OMS hace años ¡Ser homosexual no es una enfermedad! Y por ende ¡Tampoco es una moda!.

A ver seamos claros y con toda honestidad, el hecho de que hoy día sean cada vez más las personas que deciden salir del armario para vivir en plenitud su sexualidad, es porque los tiempos han cambiado y existe esa libertad en la que se puede estar en un ámbito de inclusión ya no de persecución (O bueno ahora no tanta como en otra época, porque aún prevalece la homofobia y demás cuestiones) como lo fue en el siglo pasado y mucho antes que eso o como lo sigue siendo en algunos otros países. Regresando al tema del famoso tweet; un servidor se puso a reflexionar, justo me pregunté: ¿Qué pasa si ese tweet viral llega a la vista de aquellos padres que de momento atraviesan éste proceso donde su hijo o hija les externa su orientación sexual? ¡Les causará conflicto! Es como: “A ver, ok; si te acepto. Total es una moda y las modas pasan, es algo pasajero”.

Pero… ¡Por supuesto que NO! Y para rematar: “Ok, si es una moda entonces; simple vamos a llevarte a que te quiten esas ideas de la cabeza”. O sea ¡Ni que fuera gripe! Y es ahí donde aparecen las dichosas terapias de conversión, con el supuesto “sentimiento de homosexualidad”, aquél del que hablábamos aquí #DesdeLaTrinchera (Que por cierto aprovecho para agradecer la aceptación y los comentarios a ese artículo);  son supuestas terapias que muchas veces son actos disfrazados de retiros espirituales, campamentos, una especie de cursos veraniegos, lugares en los que a decir de muchos que han tenido que lidiar con ésta amarga experiencia son sitios en los que te hacen sentir culpable de ser quien eres, buscan tu arrepentimiento, pretenden hacerte creer algo o alguien que no eres, te hacen creer que a base de oración y con “cosas de hombres” te vas a curar, vaya que es un tema bastante complicado, me pongo de pronto a imaginar esos escenarios y sin duda es algo espeluznante, me causa rabia, impotencia, coraje, esas ganas de llorar…¡No sé!

No termino de entender ¿Cómo es posible que siendo éste un acto tan inhumano se siga permitiendo?,¡Claro! Lo hacen por debajo del agua, a escondidas vaya; ya que como sabemos se considera un acto penado, es tortura; si así como lo ves…Tortura.

Éste tema hace hacer una analogía a cuando un servidor estaba a nada de elegir su carrera profesional, algo que se supone ejercería por el resto de mi vida, mi padre insistía en que yo estudiara “Máquinas y Herramientas” simplemente porque le gustaba esa carrera a él (a mí ni de loco), y yo…”Control de calidad” o quizá informática, era eso lo que yo quería, llegó el día en que nos sentamos mi madre y yo a hablar con él y en resumen: “¿Quién va a estudiar eso?¿Tú o yo?” (Fui algo pesado lo sé), ¿Quién va a vivir de eso? ¿A quién le gusta esa carrera?…sin más entré a “Control de calidad” y todo bien hasta que llegó la hora de elegir otra carrera a nivel superior, él quería que yo estudiase “Ing. Industrial” y su servidor…”Ing. En Gestión Empresarial”… y ¿Qué crees? ¡Volví a ganar! A lo que voy con ésta analogía es esto; es tú vida y nadie tiene el derecho a obligarte a ser algo que no quieres ser o algo con lo que no te identificas, solo por cumplir el capricho de esa o esas personas. Que más que un capricho es un plan de vida que quizá tienen destinado para ti, un destino que sin consultarte te lo imponen y que si fallas representaría para ellos un desastre total…o algo así.

Quiero saber tu opinión al respecto mi queridx lector(a), es por eso que en la parte de debajo de éste post te dejamos una barra de comentarios, es hora de abrir el debate; recuerda que un servidor desde charlas te estaré contestando. Y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales. ¡Hasta la próxima!

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *