Close

Sueños

Sueños

Por Alexa Torres

¿Cuál es o fue tu mejor lugar para dormir?

Cada noche que paso de insomnio, recuerdo los lugares en donde e descansado mejor que en mi propia cama, y siempre que las horas pasan y el sueño no llega las enlisto una por una:

  • En el piso o el pasto: por más frio o húmedo algunas veces me parecen el mejor lugar para dormir.
  • En una casa de campaña o sobre una manta: ya sea en el campo, en la playa, en la sierra o cualquier otro lugar
  • En la lápida de quienes ya no están
  • Una banca: en un parque, en la universidad, en la plaza o en algún jardín
  • Una silla: en la biblioteca, en la sala de espera de un X lugar, en el instituto, en la casa de un amigo o en la terminal de autobuses
  • Una mesa: casi cualquier mesa

  • En un pedazo de cartón: que luego de 10 horas caminando me pareció tan cómodo como un colchón ultra confortable
  • En un vagón de tren: ni el ruido ni el número de personas que estaba ahí importo, por primera vez descubrí el significado de ‘descanso’
  • En una hamaca: que fue como estar en sobre una nube, pero aprendí que hay que tener pericia para bajar de ellas o puedes despertar con un chichón enorme
  • En la rama de un árbol: hasta ahora es la mejor siesta que he tomado de cuando niña
  • El taburete del piano: luego de escuchar el sonido de los instrumentos de la escuela de música, me perdí entre los acordes de quienes practicaban
  • En la cama: de un hotel, de un amante o de un amigo
  • En el auto: viajando en carretera, detenido en alguna estación de gas bajo el manto de una noche cálida

Luego de enlistarlos uno a uno el recuerdo de esos momentos de descanso me van arrullando, como aquellos días en los que mi abuela me cantaba nanas,  cuando mi padre me leía por las noches, o esas otras en las que inventaba historias para mi hermano; pero antes de caer en ese ensueño, con dulzura evoco que el mejor lugar es tu pecho, escuchando el  latido acompasado de tu corazón que por mucho es mi lugar preferido para un buen descanso.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *